Día mundial de la sonrisa

La sonrisa fuente de felicidad (…y mucho más)

En nuestro calendario tenemos días especiales por los que rendimos diversos homenajes: el Día del Padre, el Día de la Madre, de los Abuelos, la pareja, animales también a la Naturaleza, el reciclado…

Tenemos días de celebración para todo aquello que nos importa. ¿ Y por qué no…para la Sonrisa? Así es. Desde 1999 se lleva celebrando,  cada primer viernes de octubre, el Día Mundial de la Sonrisa.

La idea surgió del diseñador americano Harvey Ball creador de la famosa Smiley Face. Seguro que la has reconocido.

El diseñador de “la cara feliz” promulgó la idea de rendir homenaje mundial a la Sonrisa. Y más allá de eso, a hacer sonreír a las personas que nos rodean. A ser capaces de generar y despertar sonrisas en los demás, ya sean personas conocidas o extraños.

¿ Cuándo fue la última vez que sonreíste? ¿ Y la vez que regalaste una sonrisa a otra persona?

A veces olvidamos que un gesto tan sencillo como sonreír (y encima gratis) genera tantos beneficios para uno/a mismo/a y también a los demás. Es por ello que, hoy nos proponemos hacerte conocer los beneficios de la sonrisa para que nada te la borre de tu rostro.

¿ Por qué necesitamos sonreír?

Muchas son los expertos que hablan del concepto felicidad, ese elixir de la eterna juventud que todos ansiamos conocer, alcanzar y poseer. Sin embargo, gran parte de las investigaciones realizadas con el concepto felicidad, han demostrado que la sonrisa forma parte de ese ingrediente mágico que nos prolonga la vida, o al menos, mejora nuestro bienestar.  Y es que simplemente al sonreír, nuestro cuerpo ya libera endorfinas que nos hacen sentirnos más felices y reducen el nivel de estrés, además de serotonina, compuestos fundamentales para mantener estados de ánimos positivos.

Esta liberación que nos conduce un estado tan placentero de felicidad, también la generamos a través del deporte. De hecho, muchas personas que han padecido estados depresivos, tristeza y apatía en la vida, han visto como a través de la práctica del deporte han conseguido transformar ese estado anímico negativo en fuente de felicidad y positividad. Y esto es gracias a la liberación de serotonina que nos hace sentirnos más felices.

Según el Informe Mundial de la Felicidad elaborado por la ONU, que mide el nivel de felicidad y bienestar de 156 naciones. España ocupa el puesto 38 de los país más felices del mundo, siendo Dinamarca el país que lidera el ranking. Sí, los españoles sonreímos aunque a veces se nos olvida hacerlo más a menudo.

Beneficios de una sonrisa en nuestra vida:

En el ámbito profesional la sonrisa es una característica que cada vez se tiene en cuenta en los procesos de selección. ¡Como lo lees! Hasta la sonrisa se evalúa. Y es que las empresas se han dado cuenta, (afortunadamente) que una persona sonriente es una persona más feliz, y es capaz de generar un clima de trabajo y compañerismo saludable. Y todos sabemos que, cuando estamos felices en el trabajo somos más productivos porque solventamos mejor los conflictos, las adversidades y las crisis con eficacia.  Además, la sonrisa se contagia, genera confianza y cercanía en las personas.

Haz la prueba, llega un día al trabajo con una sonrisa amplia y feliz. Verás como quien te mira, termina por sonreírte. Incluso se acerca más a ti de lo habitual, porque buscamos personas que nos iluminen, que enciendan nuestra propia luz. Y esto es algo que, las empresas saben muy bien qué personas necesitan para hacer brillar.

Pero no sólo en el ámbito profesional,  si nos trasladamos al ámbito personal, encontramos que las personas que sonríen son aquellas que conectan más con los demás, a las que uno desea tener cerca porque irradian positividad, alegría, felicidad. Es lo que el conferenciante Victor Kupper define como las personas Olé, Olé, Olé. Aquellas que su propia luz natural hace encender la luz de los demás.

Recuerda esta frase: “El cerebro sólo recuerda aquello que le emociona”

 

Estoy segura que habrás conocido a lo largo de tu vida a muchas personas, unas agradables y otras menos agradables. Sin embargo, puedo confirmar que sólo recuerdas a aquellas personas que realmente te han emocionado. Y no es que lo hagas tú, sino tu mente, el catalizador de información por el que seleccionados todos los estímulos que sentimos del exterior.  Y un generador de emociones muy potente es la sonrisa. Por tanto, si quieres que te recuerden, ya sea en el ámbito profesional o personal, ¿ Por qué no comienzas por sonreír? Verás qué resultados.

Y para colofón final, deseo mostrarte algunas recomendaciones para que nada te borre la sonrisa cada día.

¿ Qué hacer para sonreír cada día?

Hoy os proponemos dos recomendaciones muy sencillas para que la sonrisa esté presente en tu rostro, y se convierta en tu propio sello de identidad.

1.- Ser agradecido/a con lo que ya tienes

A veces se nos olvida todo lo que ya tenemos, todo lo que ya disponemos, todo lo que ya hemos alcanzado.  Y nos convertimos en máquinas programadas “para ver siempre el vaso medio vacío”.  

Te invito a que aquí y ahora hagas un sencillo ejercicio. Haz una lista de todo aquello por lo que estás agradecido, y no sólo las cosas materiales, sino por tener una cama donde poder descansar cada noche, una chaqueta que te abrigue del frío, esa persona que te escucha y alienta. Y esta lista léela cada día al levantarte o al acostarte. Así tu atención crecerá en aquello que te sientes agradecido/a, y dejarás de prestar atención a lo que te falta o no has conseguido aún.

Decía A. Robbins que, nuestra mente es más proclive o está mal programada a ver siempre el vaso medio vacío, cuando en realidad ya hay líquido en su interior.

Cuando te sientes una persona agradecida sólo por el hecho de existir, es entonces cuando sonríes a la vida, independientemente de lo que tengas, quieras o deseas. Se convierte en tu actitud vital.

2.- Adopta la actitud de sonreír

Regálate una buena sonrisa cada día al levantarte. Sí, en el momento que te levantas y te miras a la cara, antes de que tu cerebro empiece a poner el foco en los defectos de tu rostro, o en todo lo que tienes que hacer hoy, antes de nada, regálate una sonrisa. Y para que no se te olvide, puedes ponerte un possit en tu espejo para recordarlo.

Dicen que para conseguir que una acción se convierta en un hábito son necesarios 21 día. ¿Qué puedes perder? Si es gratis.

Verás como, esa actitud mañanera de sonreírte, poco a poco, se empezará a expandir en otras parcelas de tu vida:

Sonreír al llegar al trabajo

Sonreír a un desconocido por la calle

Sonreír a la persona de la tienda

Sonreír a tu familia

En definitiva, Sonreír porque sí.

Que el día mundial de la Sonrisa se convierta en el resto de tu vida. Sonríele a la vida, cada día.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies