Deporte y Depresión

Este sábado día 20 en el pabellón de la feria, Play Fitness Sport Club organiza un evento deportivo solidario cuyos beneficios irán destinados a la Asociación de Ayuda contra el Síndrome Depresivo en Albacete (LASSUS).

Pero, ¿Qué sabemos de la depresión?

La depresión es la enfermedad mental más frecuentemente diagnosticada. En los países occidentales, al menos una de cada diez personas sufrirá depresión a lo largo de su vida.

“En España el 5,2% de la población sufrió depresión en 2015 según la OMS.”

Cuenta el descorazonado DSM-V (libro de diagnóstico de enfermedades mentales de la American Psychiatric Association ) que los síntomas de la depresión incluyen entre otros:

  •  Disminución importante del interés o el placer para casi todas las actividades.
  •  Fatiga o pérdida de energía.
  •  Sentido de inutilidad o culpabilidad excesiva.
  •  Disminución de la capacidad para concentrarse….

…y continúa así durante un buen párrafo.

“Hay heridas que aunque nunca se aprecian sobre la piel, son más profundas y peligrosas que cualquiera que sangre.”

-Laurell K. Hamilton.

En España en 2015 según la OMS 2.408.700 españoles sufrieron depresión, lo que representa el 5,2% de la población, aumentando un 18,4% entre 2005 y 2015.

Tengamos en cuenta también lo que olvida este reconocido manual, la parte emocional y social que rodea a una persona deprimida, cómo afecta a la interacción con sus seres queridos, familiares y amigos que la mayoría de las veces quieren ayudar y no saben cómo.

Y es que la depresión afecta más a la salud física que otros trastornos como la diabetes o la artritis.

“El deporte y la actividad física actúa parcialmente en el cerebro de la misma forma que lo hacen los antidepresivos.”

El tratamiento tradicional contra la depresión ha consistido en terapia y/o antidepresivos. Pero como muestra una publicación de la Universidad de Berna (Suiza), el deporte y la actividad física actúa en el cerebro de la misma forma que lo hacen los antidepresivos.

A nivel cerebral el deporte y la actividad física moderada parecen aumentar la capacidad de absorción de la serotonina, así como reducir la actividad de la hormona del stress, el cortisol.

Durante la práctica de deporte de forma moderada el cerebro es sometido a un estrés de tipo positivo, el cual es el responsable de ciertos cambios químicos, básicamente producción de hormonas, que producen una sensación de bienestar y analgesia a menudo definidas como las hormonas de la felicidad

A un nivel psicológico el deporte potencia las relaciones y el compromiso favoreciendo el aumento de la motivación y la activación.

Estimula el contacto positivo con la naturaleza y los beneficios relacionados a tales asociaciones (aire libre, luz, sol…).

Ofrece nuevas posibilidades de relaciones sociales y dinámicas de grupo, que son unas oportunidades excepcionales para alcanzar la restauración de la vida social y satisfacer la necesidad de pertenencia.

Por lo tanto, la actividad física genera cambios positivos tanto a corto como a largo plazo y no solo es beneficiosa para personas afectadas de depresión sino para la población en general.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies